fantasia, horror, realidad

Crónicas del observador de gatos (2)

Afortunadamente los gatos presentan su comportamiento habitual.

Por ejemplo, el Gato Gordo respondió a ese nombre y se acercó pidiendo caricias.

Cabe destacar que ahora esta a dieta y quizás tenía esperanzas de recibir comida.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s